josepmasachs.com
ORIGEN

Louis de Vernier es un cava histórico. Se introdujo en los años 80 y llegó a convertirse en una marca emblemática y con gran reconocimiento a nivel nacional, gracias a su mezcla de clasicismo y modernidad.

La historia de Louis de Vernier es una historia de éxito y, seguramente, en la actualidad no seríamos quiénes somos sin este cava. Cuando formas parte de la cuarta generación de una familia dedicada al vino, aprendes que sólo con gran esfuerzo y dedicación surgen los grandes proyectos. Aquellos que te acercan al público pero que a la vez transmiten todo tu carácter como bodega. Por eso seguimos rindiendo homenaje a nuestro legado a través de esta marca que nos ha visto crecer.

PARCELAS

Las condiciones climatológicas del Penedès son típicamente mediterráneas, suaves y cálidas. Sin embargo, las cadenas montañosas y las depresiones estructurales contribuyen a crear microclimas bien diferenciados con suelos de gran diversidad. Estudiamos y seleccionamos los terrenos de cada parcela para obtener la expresión que buscamos en cada uno de nuestros productos.

La uva utilizada para la producción de esta gama de cavas procede de viñedos propios. Trabajamos con un coupaje clásico, en el que se incluye 33,3 % de cada variedad.

Proviene de nuestras viñas situadas en los alrededores de Vilafranca del Penedès, una zona tradicionalmente destinada al cultivo de esta vid. El Macabeo de nuestras fincas, tiene una producción media de 10.000 kg/ha, dando uvas de gran concentración y buena acidez.

Esta variedad la cultivamos en las viñas situadas en los alrededores de la bodega. La zona donde nos encontramos es perfecta para el Xarel·lo, ya que cuenta con suelos vigorosos y ricos. Esta variedad, nos aporta estructura, acidez y el cuerpo necesario para envejecer nuestros cavas.

Nuestra situación, muy próxima a la zona del Alto Penedès, nos permite vendimiar la Parellada en zonas de altura, donde esta variedad muestra su mejor cara. Vinos elegantes, aromáticos, y de estructura media. La Parellada ha sido tradicionalmente la marca de identidad del Louis de Vernier, ya que le aporta la parte fresca y alegre que nuestros consumidores reconocen.